terapias de pareja

TERAPIAS DE PAREJA: Aspectos fundamentales

Terapias de pareja

En general, cuando una pareja solicita ayuda es porque siente que su relación peligra. Para ello, y por obvio que parezca, un aspecto esencial a considerar es la necesidad de que los dos miembros de la pareja estén presentes y participen activamente durante el proceso terapéutico.

La decisión de acudir a un profesional debe tomarse de mutuo acuerdo

En ocasiones es uno de los miembros el que toma la iniciativa solicitando la primera consulta, mientras el otro acude sin mucha convicción o manifestando todo tipo de resistencias.

Resulta así difícil, por no decir imposible, que pueda operarse algún cambio, puesto que se parte de una premisa contraria a la propia naturaleza de la acción emprendida, pues esta actitud es en sí misma un obstáculo para obtener resultados.

Este es, por tanto, un aspecto esencial a aclarar en la sesión inicial exploratoria; el objetivo debe ser compartido y estar claro para ambos antes de iniciar la terapia. Sin el deseo y convencimiento de los dos en formar parte de la solución en los conflictos surgidos, es complicado alcanzar logros en el proceso terapéutico.

¿Cómo saber cuándo es el momento de acudir a un profesional?

Hay una serie de síntomas que indican que la relación sufre deterioro: la desconfianza, las discusiones estériles y frecuentes, actitudes agresivas, el rencor, la indiferencia, la falta de comunicación…, son indicadores de un posible conflicto en la pareja.

Las terapias de pareja contribuyen a la identificación de las áreas problemáticas y a poner de manifiesto lo que ambos están dispuestos a hacer para afrontarlas y sanarlas.

Algunas de dichas áreas suelen ser la ausencia de comunicación, los problemas afectivo-sexuales, la educación de los hijos, las ausencias constantes debido a las responsabilidades laborales, los familiares que se involucran  en la relación, las tareas domésticas, el dinero, etc…

Un aspecto clave es el índice de inteligencia emocional de los miembros de la pareja

La adecuada gestión de las emociones propias y la capacidad para ponerse en el lugar del otro/a es un elemento que ayuda a la resolución de los conflictos interpersonales.

En ocasiones la ausencia de estas capacidades es parte del problema, descubrirlas y  desarrollarlas una posible vía de solución. El resentimiento y el rencor bloquean cualquier iniciativa de ayuda de cualquiera de los dos.

Es importante expresar y poner palabras a esas emociones, desarrollar la escucha activa poniendo el énfasis en la relación, así saldrá fortalecida tras el trabajo terapéutico.

La actitud es  ¿qué puedo hacer yo para que esto funcione?”, en lugar de tú debes o no debes hacer esto o aquello”, estableciendo así una suerte de competición que tiene como única finalidad  “coronar a un culpable.

Cualquier solución parte de la creencia individual de cada miembro de la pareja de que “para que esto cambie, …debo cambiar algo.

El terapeuta presta su ayuda a través de la mediación y el diálogo, indagando desde el principio en los conflictos existentes y las expectativas de su resolución en los miembros de la pareja. En el caso de que éstos sean considerados insalvables, la ayuda psicoterapéutica facilita que el proceso de separación transcurra en un clima de entendimiento y respeto entre las partes.

terapias de pareja

Os espero en mi consulta para que juntos solucionemos los problemas que afecten a vuestra pareja anaolives.com

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>